Domingo, Mayo 09, 2021

https://www.adefarma.es/modules/mod_image_show_gk4/cache/unete2020gk-is-134.jpglink

¿Qué comunidades han recortado más en sanidad y cómo lo han hecho?

Durante la crisis una de las partidas que más ha sufrido los recortes es la sanidad. Concretamente, las CCAA han reducido un 11,9% de media el gasto destinado a la salud. Pero, ¿en qué regiones y en qué servicios han sido más intensos los ajustes?

El recorte del gasto sanitario en la crisis ha sido un hecho y las cifras lo reflejan. En 2013, la factura autonómica destinada a la salud ascendió a 56.746 millones de euros, lo que supone 7.641 millones menos que en 2009. Los recortes comenzaron a notarse en 2010 (con una caída del gasto sanitario del 1,4%), pero fueron más intensos en 2012 y 2013 (-4,8%), según el análisis realizado por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas). Este proceso se producía al tiempo que las CCAA lidiaban con la recesión y con las exigencias de reducir sus déficits.

Manchegos y aragoneses, los que más han perdido en sanidad

La sanidad es competencia de las comunidades autónomas y cada una toma sus decisiones. Esto implica que en España los ciudadanos reciban un servicio u otro dependiendo de en qué zona residan. Esto ha provocado importantes diferencias entre unas regiones y otras, un contraste que se ha acentuado tras la crisis y los planes de reducción del gasto.

A la altura de 2013, y comparativamente con la situación existente cuatro años antes, Castilla- La Mancha y Aragón lideran con diferencia el ranking de los recortes, con más de 20 puntos porcentuales, seguidas de Comunidad Valenciana, Canarias y Andalucía, con unos 15 puntos (ver gráfico).

En la media nacional (alrededor de 12 puntos), se sitúan Asturias, Baleares, Cataluña, Extremadura, Galicia, Navarra y La Rioja.

Por debajo de la media aparecen (-5,9 puntos), Murcia (-7,6) y Madrid (-8,0). Finalmente, hay dos comunidades que han preservado más su presupuesto sanitario: Cantabria y Castilla y León donde solo desciende 1,4 y 4,2 puntos respectivamente.

En este contexto, es especialmente reseñable el retroceso en sanidad que han sufrido los manchegos y aragoneses con recortes que duplican los de la media nacional.

¿Dónde se ha reducido el gasto?

El análisis realizado por Funcas explica que la disminución del gasto sanitario ha pivotado, en síntesis, sobre cuatro aspectos: las reducciones salariales, la caída de efectivos en las categorías profesionales inferiores, los recortes en el precio de los medicamentos y la práctica eliminación de las inversiones. A continuación, se detalla cómo se han llevado a cabo los ajustes.

Bajadas salariales y menos personal sanitario

La reducción del gasto de personal se ha sustentado, por una parte, en las rebajas y congelaciones salariales aprobadas por el Gobierno central así como en distintas medidas de control adoptadas por las propias comunidades y, por otra, en la disminución de las plantillas (interinidades, contratos eventuales, jubilación a los 65 años).

El estudio de Funcas explica que en las bajadas de sueldo "no cabe, al menos a priori, deducir efectos negativos sobre la atención sanitaria, salvo posibles afecciones sobre la productividad de difícil cuantificación". Sin embargo, respecto a la reducción de personal "las consecuencias sobre la calidad de la atención sanitaria, listas de espera, etc. son mucho más plausibles, de modo que se pueden detectar con mayor precisión las comunidades donde el impacto de los recortes puede haber sido más negativo".

Tomando como referencia el año en el que se produce un máximo en la dotación de personal (2009 en diez comunidades y 2010 en las siete restantes), los mayores ajustes se producen en Castilla-La Mancha (-19,08%), Andalucía (-16,45%) , Baleares (-13,66%) y La Rioja (-13,66%).

Fuertes recortes en farmacia

La partida que concentra el mayor ajuste de gasto en términos absolutos es la dedicada a farmacia extrahospitalaria y prótesis y aparatos terapéuticos, que desciende un 22,4% entre 2009 y 2013, como resultado principalmente de las medidas adoptadas en el precio regulado de los medicamentos y del menor consumo de recetas, tras el aumento en la participación de los usuarios en el coste de las recetas de farmacia.

Menos atención primaria

La reducción del gasto en la producción pública de servicios sanitarios fue especialmente intensa en los servicios primarios de salud, en los que se registra una caída continuada desde 2010 hasta 2013, cerrándose el cuatrienio con un descenso del 16,2%. En la atención hospitalaria y especializada el descenso fue bastante menor (-4,8%), sobre todo por las dificultades para afrontar una estabilización del gasto en consumos intermedios, que de hecho aumentó a lo largo del periodo.

Ligera reducción de externalizaciones

La contratación externa de servicios apenas se vio afectada hasta 2012 con una ligera reducción del gasto en servicios hospitalarios y traslado de enfermos. El ajuste final del gasto en producción privada a lo largo del cuatrienio es por tanto ligeramente inferior al aplicado a los servicios individuales de producción pública: -6,6% y -6,9% respectivamente.

Menos inversión, menos camas

Las medidas de recorte del gasto se han extendido al cierre de consultorios y dispositivos de atención continuada, limitación de horarios en centros de salud, reducción del número de camas, consultas y quirófanos en hospitales, etc. Así por ejemplo, el número de camas en funcionamiento en los hospitales del sistema nacional de salud pasó de 115.418 en 2010 a 109.484 en 2013, con una reducción del 5,2%. El descenso con relación al año en que se alcanzó el máximo de cada comunidad fue proporcionalmente más elevado en Castilla-La Mancha (-13,6%).

¿Se recuperará el gasto tras la crisis?

En resumen, el resultado comparativo de cuatro años de ajuste, atendiendo a la clasificación económica del gasto, puede resumirse del modo siguiente: en el bienio 2010-2011 los recortes se producen en remuneraciones de personal (-2,8% entre los dos años), gasto en farmacia (-8,0%) y gastos de capital (-38,4%); a su vez, en el bienio 2012-2013 las partidas más afectadas fueron las mismas, pero la intensidad fue mucho mayor: -8,4% en personal, -15,6% en farmacia y prótesis y -43,5% en gastos de capital.

El estudio de Funcas asegura que "las medidas adoptadas en estos años de crisis puedan caracterizarse más como simples recortes que como verdaderos ajustes, y que, por tanto, una vez agotado su impacto más inmediato, se ponga de manifiesto su escasa efectividad para mejorar la eficiencia del sistema nacional de salud", concluye el informe.

FUENTE- EXPANSIÓN:

VER GRÁFICAS INTERACTIVAS EN EXPANSIÓN.COM

No tienes permisos para ver o publicar comentarios.

Colaboran con Adefarma

  • Patyka
  • Publicidad y Comunicación Online
  • Banca Pueyo
  • ONG otromundoesposible
  • PRONTUM
  • Orión
  • Abante
  • Banco Sabadell
  • Correo Farmacéutico
  • PSN
  • farmas
  • ASPIME
  • JENASA
  • Luda Partners
  • Aristo
  • B+SAFE
  • ECOLAB
  • AORA

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Para más información consulte nuestra Poítica de Cookies.

Acepto las cookies